Últimos estrenos 4K UHD SeriesSeries Torrent
Batman El regreso del enmascarado
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars

Calificacion 6.8
Género:

Action/ Animacion/ Aventura

País: Estados Unidos
Duración: 1h 18min
Año: 17 October 2016
Director: Rick Morales
Reparto:
Animation
    Opciones de descargaServidorIdiomaCalidadContraseña
    Op 1 Descargar Torrent Latino (Dual - Ingles) Full HD Bluray
    Op 2 Descargar MediaFire Latino (Dual - Ingles) Full HD Bluray All.Tv!skr-iMp´-mTXf
    Op 3 Descargar Mega Latino (Dual - Ingles) Full HD Bluray
    Op 4 Descargar 1Fichier Latino (Dual - Ingles) Full HD Bluray
    Op 5 Descargar Turbobit Latino (Dual - Ingles) Full HD Bluray
    Op 6 Descargar Subtitulos

    Batman: El regreso del enmascarado

    Batman: Return of the Caped Crusaders

    Batman: El regreso del enmascarado Batman y Robin, el chico maravilla, entran en acción cuando la Tierra se ve amenazada por las más malévolas mentes-criminales de la ciudad de Gotham: El Guasón, Enigma, Pingüino y Gatúbela! El Dúo Dinámico tratará de salvar el día cuando Batman se transforma de bueno a malo. Ahora Gatúbela y Robin deben unirse para evitar que tome la ciudad de Gotham y, en definitiva, del mundo.

    Descargar Batman: El regreso del enmascarado

    Mi critica, Lo que mucha gente olvida mencionar, a la hora de hablar de Batman, es que no existe “un Batman”.
    El ideal del caballero oscuro pronto sobrepasó a su creador, y aunque hoy tengamos asociado a él un sentido de tragedia y oscuridad tenebrosa, no es menos cierto que también ha sido salvador del espacio exterior y más allá, ha usado bat-repelente de tiburones y trepó por una pared desde la que le saludó Frank Sinatra.
    La re-mezcla de versiones de cómic llegó al audiovisual, y sobre Michael Keaton, Christian Bale o Ben Affleck no se debería olvidar nunca, nunca, al inimitable Adam West.

    Esta nueva película animada no oculta su condición de gozoso artefacto nostálgico, pero habría que ser pedazo de cínico para condenarla por eso: las onomatopeyas y las deducciones descacharrantes no han perdido un ápice de la frescura que ya tenían en los 60.
    Adam “Batman” West y Burt “Robin” Ward juntos en una nueva aventura, lejos de los estragos del tiempo, y demostrando que esta versión del enmascarado ha quedado lejos de ser una curiosa alternativa porque se ha convertido en icono por derecho propio.
    La historia ya nos la sabemos, los villanos de siempre (Joker, Pingüino, Catwoman y Acertijo) vuelven a sembrar el caos, y lo mejor que se puede decir es que les habría liberado yo mismo solo por ver una vez más a West y Ward repartir incredulidad a ritmo de su famoso estribillo.

    Pero ojo, que el tiempo ha pasado. Ojo, que esto es algo más que un artefacto nostálgico.
    Los enemigos de este Batman sesentero nunca han sido los que estamos viendo, esos se despachaban rápido a la misma bat-hora, en el mismo bat-canal.
    Los verdaderos enemigos eran la crudeza y la violencia, elementos que los llamados “fans” siempre han esgrimido que “su” caballero oscuro debería tener, despreciando abiertamente la versión sesentera.
    Deseo concedido: en determinado momento, Adam “Batman” West no se corta en insultar a la autoridad y hacer valer su arrogancia. Hasta, en una pirueta metanarrativa digna de aplauso, se permite citar a Frank Miller para que veamos cuán erróneo puede ser desear según qué.
    Batman se enfrenta a si mismo en esta aventura, y de paso a toda una tradición que le dicta como debe ser.
    Para que nos demos cuenta de lo gloriosamente hermosos que eran los giros sin sentido, las idas de olla y las convenientes explicaciones de su colorista mundo.

    Por si fuera poco, a esta “última vez” se le permite el lujo de Catwoman insinuando que Robin debe morir, o el mismo Robin fascinado ante las curvas de la gata, tramas de una serie que nunca fueron.
    Pero, si nos quedamos con algo, que sea con esa relación de Batman y Catwoman, tan ardiente y tan imposible que es bonito imaginarla lejos de su fondo trágico.

    Aunque la verdadera tragedia es que esto sea solo una película, y no una serie animada de muchos episodios.