Últimos estrenos 4K UHD SeriesSeries Torrent
Los muertos no mueren
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars

Calificacion 5.7
Género:

Comedia/ Fantasia/ Horror

País: Estados Unidos
Duración: 1h 44min
Año: 14 June 2019
Director: Jim Jarmusch
Reparto:
Bill Murray, Adam Driver, Tilda Swinton, Chloë Sevigny, Steve Buscemi, Danny Glover, Caleb Landry Jones, Rosie Pérez, Iggy Pop, Sarah Driver, RZA, Selena Gomez, Carol Kane, Tom Waits, Austin Butler, Luka Sabbat, Sturgill Simpson, Alyssa Maria App, Sid O'Connell, Kevin McCormick, Justin Clarke, Vinnie Velez, Lorenzo Beronilla, Talha Khan, Mick Coleman
    Opciones de descargaServidorIdiomaCalidadContraseña
    Op 1 Descargar Torrent Latino (Dual - Ingles) 4K Ultra HD HDR
    Op 2 Descargar Mega Latino (Dual - Ingles) 4K Ultra HD HDR
    Op 3 Descargar Turbobit Latino (Dual - Ingles) 4K Ultra HD HDR
    Op 4 Descargar Torrent Latino (Dual - Ingles) Full HD Bluray
    Op 5 Descargar Mega Latino (Dual - Ingles) Full HD Bluray
    Op 6 Descargar Mega Latino (Dual - Ingles) Full HD Bluray
    Op 7 Descargar Streamtape Latino HD
    Op 8 Descargar 1Fichier Latino (Dual - Ingles) Full HD Bluray
    Op 9 Descargar Turbobit Latino (Dual - Ingles) Full HD Bluray
    Op 10 Descargar Fembed Latino Full HD Bluray
    Op 11 Descargar Subtitulos

    Los muertos no mueren

    The Dead Don't Die

    Los muertos no mueren En la pequeña localidad de Centerville, los muertos vuelven a la vida y un variopinto grupo de personajes tendrá que hacerles frente.

    Descargar Los muertos no mueren

    Mi critica, Bochorno, sí; y diría que es la primera vez en mi vida en la que he sentido verdadera vergüenza ajena en el cine. 

    La combinación Jarmusch + promesa de parodia/reinvención del género + zombis daba para mucho, muchísimo juego; y de entre todas las pesadillas en las que dicho cóctel podía haber salido mal, esta es quizá la peor de todas las posibles. Un despropósito de apocalípticas proporciones.

    A lo que juega Jim Jarmusch, o eso le ha parecido entender al que suscribe, es a retratar una sociedad desganada, apática; un mundo en el que hombres y mujeres están tan definidos por el consumo, tan enclaustrados en la rutina, que bien podría decirse que los zombis somos nosotros. Bien. Todo okay. El problema (aparte de que hay una infinidad de películas que han hecho esto mil veces mejor, como “Zombies Party” de Edgar Wright) es que dicho dardo se lanza con tal pereza, con tal falta de acierto, con tan poca puñeterísma gracia en suma, que hacia la mitad del metraje uno ya ha perdido toda esperanza de encontrar algo que poder salvar del film. 

    En el ¿clímax? de la historia, los personajes de Tom Waits y Tilda Swinton se encargan de recordarnos la crítica a la sociedad de consumo presente en el film. Que sí, la hay. Pero es la crítica más simplona y menos original que se recuerda, y el resto queda sazonado con una serie de gags ridículos y algún que otro momento en el que los personajes rompen el cuarto muro sin gracia, originalidad ni sentido: (“Sé que esto va a acabar mal porque lo pone en el guión”, le dice Adam Driver a Bill Murray; un momento que provocó abierta y sonora indignación entre butacas). La trama, queda claro a los pocos minutos que a Jarmusch le importa un pimiento; y hacia el final del metraje, queda claro que a los actores también. 

    No funciona ni como película de género, ni como parodia del mismo, ni como ejercicio de crítica social, ni como experimento indie, ni como comedia alternativa, ni siquiera como comedia accidental. Me gusta Jarmusch, y por supuesto puedo entender que incluso los mejores directores han errado alguna vez. También diré que la sala de cine en que la vi casi reaccionó como si la película proyectada hubiera sido “The Room” de Tommy Wiseau: lo que vi cuando las luces se encendieron fueron sonrisas, y no precisamente de satisfacción. Las mayores sonrisas, no obstante, diría que fueron las de quienes astutamente se marcharon hacia la mitad; medio bochorno que se perdieron. 

    El 2, en lugar del 1, se lo lleva por… qué sé yo. Porque la puesta en escena es correcta. Porque los actores brindan minúsculos momentos de lucimiento. Porque algo debe tener llamarse Jim Jarmusch, quien estoy seguro nos ofrecerá cosas mejores en el futuro. El bochorno, eso sí, no nos lo quita de la cabeza ni un zombi a mordiscos.