Últimos estrenos 4K UHD SeriesSeries Torrent
Perdí mi cuerpo
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars

Calificacion 7.6
Género:

Animacion/ Drama/ Fantasia

País: Francia
Duración: 1h 21min
Año: 15 November 2019
Director: Jérémy Clapin
    Opciones de descargaServidorIdiomaCalidadContraseña
    Op 1 Descargar Torrent Latino (Dual - Ingles) Full HD Bluray
    Op 2 Descargar MediaFire Latino (Dual - Ingles) Full HD Bluray All.Tv!skr-iMp´-mTXf
    Op 3 Descargar Mega Latino (Dual - Ingles) Full HD Bluray
    Op 4 Descargar Streamtape Latino HD
    Op 5 Descargar 1Fichier Latino (Dual - Ingles) Full HD Bluray
    Op 6 Descargar Turbobit Latino (Dual - Ingles) Full HD Bluray
    Op 7 Descargar Fembed Latino HD
    Op 8 Descargar Subtitulos

    Perdí mi cuerpo

    J'ai perdu mon corps

    Perdí mi cuerpo Una mano cortada se escapa de un laboratorio con un objetivo crucial: volver a encontrar su cuerpo. A medida que avanza por los escollos de París, recuerda su vida con el joven al que una vez estuvo apegado… hasta que conocieron a Gabrielle.

     

    Descargar Perdí mi cuerpo

    Hay películas de muchísimos tipos. Las hay que te parecen una maravilla, otras bazofia, algunas son aburridas, otras te producen indiferencia y unas cuántas, por ejemplo, te dan vergüenza ajena o te resultan desagradables. En general, con todas ellas uno es capaz de saber si le ha gustado o no y tiene más o menos claro que nota ponerle entre el 1 y el 10.

    Sin embargo, hay veces que ves una película y realmente no sabes si te ha gustado o no. Eso me ha pasado hoy a mí con “¿Dónde está mi cuerpo?” Y no lo sé porque ha habido momentos en que me ha parecido una maravilla, pero también me ha resultado muy aburrida para durar solo 81 minutos. Mejor voy por partes.

    Para empezar, hay que decir que la animación es espectacular. Así, sin más. No hay absolutamente nada que criticar. La película hace virguerías con los juegos de luces, los encuadres de cada escena, los movimientos de los personajes, los fondos de París, las expresiones de los seres humanos, la naturalidad con la que están animados todos los animales (que no son pocos), las escenas nevadas, los detalles minúsculos en los que suele destacar Ghibli (me refiero a las cintas de casete, las herramientas de carpintería, el interior de la furgoneta, etc.) Vamos, que un 10 a la animación.

    Segundo, la banda sonora. Pues otro punto sobresaliente. No me sorprende que ganara el premio en Sitges. Se nota el trabajo que hay detrás para que cada tema musical encaje con la historia y la complemente, sin apropiarse de la narración, pero casi siempre mejorándola.

    Tercero, y ya empezando con los peros, la historia en sí. Pues ni fu ni fa. No es mala, por supuesto, pero no he conectado demasiado con ella. El pasado del personaje, sin entrar en spoilers, es bastante común en este tipo de historias y se ve venir desde que empieza la película. La historia de amor, por otro lado, directamente no me la creo; me chirría y me parece artificial. Primero la conversación en el portal me parece forzadísima y muy poco creíble. Y luego el recurso de los iglús también me resultó demasiado meh como punto de unión entre los personajes.

    Cuarto, la trama y la manera de presentarla. Al principio, digamos la primera media hora, es casi perfecta. Original, arriesgada e impactante la parte de la mano. Simple pero efectiva la del chico. Funcionan las dos para presentar a los personajes, despertar el interés de los espectadores y hacer avanzar la película con ritmo. Los cambios de una a otra están muy bien pensados y no pierdes el hilo de ninguna de las dos tramas en ningún momento.

    Pero a partir de esa primera media hora, la verdad es que lo que le pasa a la mano le empieza a uno a dar bastante igual. En cuánto entendemos la metáfora (que tampoco es muy difícil), la trama se convierte en poco más que una excusa para desplegar esa mencionada magnífica animación, pero nada más. Y parece que el propio director se da cuenta, porque el tiempo dedicado a cada parte se divide de manera cada vez más desigual. La mano ya no hace nada interesante, se dedica en el último tercio de la película a deambular y observar.

    Y la otra trama, por cierto, tampoco se desarrolla mucho mejor. El giro se ve venir también desde que el chico le dice a la chica que era repartidor de sushi. Una mentira como esa siempre acaba de la misma manera. Y el final, pues más de lo mismo. Muy frío, en mi opinión. Pretende ser una lección de identidad, de encontrarse a uno mismo, del sentido de la vida, de superar la pérdida… Vamos, que se pone profunda, pero a mí no me transmitió demasiado, más bien nada.

    En definitiva, película arriesgada, original y una maravilla en el apartado musical y técnico, pero con una historia floja que se vuelve aburrida por momentos y acaba con un final frío y anticlimático.